LAS PREDICCIONES DEL FIN DEL MUNDO: ¿FICCIÓN O REALIDAD?

La costumbre de buscar como primera opción los obituarios en el periódico es representativa de que estamos poniéndonos viejos. De igual manera el leer el horóscopo como una ceremonia matutina es símbolo de que necesitamos ayuda espiritual con urgencia.  

Parece un juego saludable retozar con el horóscopo para identificar las semejanzas de tu signo con las vivencias, el comportamiento y con la personalidad. De eso a creer que los astros te van a decir diariamente cuán propenso estás a que te sucedan las cosas es una estupidez.

Desde el principio el hombre ha tratado de descifrar los misterios del firmamento. La astrología nació en Babilonia hace cinco milenios y en la antigüedad estaba bien ligada a la astronomía. Era una mezcla de ciencia y religión que estudiaba la evolución de los astros en el espacio y el tiempo, tratando de determinar las contingencias de ciertos eventos de la humanidad conforme al movimiento o posición de las constelaciones y las estrellas. La astrología no tiene capacidad científica, contrario a la astronomía, que sigue las líneas de investigación a través de la observación y la experimentación controlada para obtener resultados repetibles y verificables. No obstante, la astrología al igual que en el ayer, hoy goza de fama y de miles de seguidores. Existen cientos de clarividentes y astrólogos que alrededor del mundo venden dosis de optimismo a una fracción de la  humanidad que aparenta estar ansiosa por saber qué le depara el destino.

Michel de Nostredame, francés, y el más famoso astrólogo de la historia con sus inmortales cuartillas, puso a temblar a algunos creyentes y a otros escépticos mortales. Fanáticos y ciegos seguidores le adjudicaron poderes sobrenaturales de algunas de nuestras deidades mitológicas. Férreos críticos nacieron a su paso, sin reconocer sus dones de pitoniso o clarividente. Sus letras ambiguas, predicados flexibles, sujetos sin nombre y apellido creaban una profecía que embelesaba a sus amigos y enojaba a sus ecuánimes. Su arte recayó en saber traducir con verbosidad y alegada astucia el lenguaje de los dioses y las estrellas a los simples mortales. A hombres y mujeres que viven sedientos de verdad sobre el destino y final de los cielos, almas perdidas por el miedo a lo desconocido. ¿Profeta o impostor? Sin embargo, las profecías más asombrosas son las relacionadas al fin del mundo. ¡Decenas de astrólogos han presagiado el holocausto de nuestro planeta desde Aristóteles hasta nuestros días y aún sigue la tierra girando sobre su propio eje!

La última profecía del fin del mundo nos lleva al borde del precipicio en el año 2012, específicamente al 21 de diciembre. En esta fecha ocurrieron tres acontecimientos astronómicos singulares: dos eclipses (uno solar y otro de Venus), y un tercero no menos sorprendente, ya que el  sol se posicionó en un extremo de la Vía Láctea, suceso que ocurre una vez cada 26,000 años (recordemos que el sol gira continuamente alrededor de nuestra galaxia, en cuyo núcleo se encuentra un agujero negro).

La última vez que supuestamente ocurrió este acontecimiento fue cuando se derritieron los glaciares y se extinguieron nuestros olvidados dinosauros. ¡También los mayas y los masones están metidos en este último intento por interpretar la desaparición de la raza humana! El calendario maya finaliza en el mismo año 2012.

Toda esta literatura es fascinante, pero hasta ahí. El presente es lo que nos toca vivir, ser buenos seres humanos, amar a nuestros amigos y familiares, respetarnos a nosotros mismos como una prioridad. Mientras hay unos cuantos hablando con las estrellas, me dedico a ponerle una estrella de agradecimiento a cada persona que me ha brindado su ayuda en la vida. Ser agradecido es una de las llaves que no debe faltar jamás en tu llavero.

Advertisements

About edwincolonpagan

Autor del libro "Mi Peor Enemigo Soy Yo". Pintor, cuentista, planificador profesional, profesor universitario y motivador. 101% Puertorriqueño.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s