CUENTO DE LOS SUSPIROS – SUSPIRO 6. LA DUDA

El dar tanto poder a estas criaturas mitológicas fue una equivocación grave. No pararon las intrigas, los atropellos, los raptos, las desobediencias entre ellos y violaciones contra los mortales. Bajo la excusa del libre albedrio los humanos cometían errores garrafales, pero los dioses, semidioses y titanes con sus poderes sobrenaturales crearon el caos en el planeta.

Dios decidió terminar con semejante osadía y dejó escapar a los titanes que los dioses mantenían encadenados en el infierno. Mientras la imaginación compartía unos momentos de alegría con sus unicornios, los dioses y titanes se destruían entre ellos. Ninguno sobrevivió. La esencia de la inmortalidad se esfumó para siempre.

El mundo de los sueños quedó sin gobierno y la propia imaginación tuvo que fungir como regente por unas cien noches de lunas nuevas. Sus padres la consolaron, el desamparo la arropó. Por primera vez se posó la duda sobre ella y se preguntaba si el bien podría existir sin el mal.

Los dos unicornios al ver a su hija entristecida no cesaron de llorar por cuarenta días y cuarenta noches. Finalmente todo recuerdo mitológico quedó sepultado. Millones de partículas multicolores mágicas le devolvieron la pureza al lago-pesebre que la vio nacer. Ella por fin entendió que cuando los seres que habitan en un lugar son nobles y auténticos, el poder, la autoridad y la tiranía de gobiernos impuestos sobran.

Desde entonces,  se prohibió la entrada de criaturas imaginarias al mundo real.

Advertisements

About edwincolonpagan

Autor del libro "Mi Peor Enemigo Soy Yo". Pintor, cuentista, planificador profesional, profesor universitario y motivador. 101% Puertorriqueño.
This entry was posted in Cuentos. Bookmark the permalink.

4 Responses to CUENTO DE LOS SUSPIROS – SUSPIRO 6. LA DUDA

  1. Sherileen says:

    Estimada Imaginación, dándole vueltas a tu incertidumbre sobre si podría existir el bien sin el mal te comento que la respuesta podría variar dependiendo del cristal con que se mire. O, por ponerlo de una manera menos filosófica, dependiendo de la definición ó concepto que tengas de ambos opuestos. Por ejemplo, Platón dice que el bien es la idea suprema y que el mal es la ignorancia. Se pudo convencer que el mal no existe, que el mal es ausencia de bien. Pero entonces, qué es el bien? Yo puedo definir el bien como aquello que nos lleva a obtener lo deseado. Si al fin de cuentas lo que buscamos es la felicidad, por lo tanto el “bien” será lo que nos permita llegar a ella. Pero por otro lado, si lo que me da felicidad le causa dolor a otra persona, deja de ser bien aún cuando el resultado fue mi felicidad? Soy yo buena ó mala, o acaso no lo soy yo sino mis acciones? Otros dicen que en el momento que afirmamos la existencia del mal absoluto esa misma afirmación es la negación del bien. Entonces me pregunto, cómo es que existe Dios, en su máxima representación del bien si nos inculcaron que Satanás es la figura del pecado, del mal? Acaso Satanás no fue creación del propio Dios? Entonces Dios creó el bien y el mal. Mi contestación sería que el bien coexiste con el mal. En terminología científica, existe una relación simbiótica-mutualista entre el bien y el mal.

    • Bueno que se cuide mi amigo Ulises, la mujer hermosa que tiene es muy sabia. Esos son dos buenas cualidades en una mujer para hacer sufrir a un hombre. JAJAJA!!! Bromeo amiga, me encantó tu reflexión. Sigue los suspiros y te seguirá dando curiosidad en saber en qué esto termina. O mejor decir, empieza??? Abrazos, Edwin

  2. Es el mejor!!!!
    Felicitaciones!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s