MI PASAPORTE AL CIELO…

¿Cómo pueden pensar que me estoy muriendo?  Nunca antes me había sentido tan bien en mi vida. Tengo muchos amigos que me cuidan. Es cierto que no me puedo mover con facilidad y que me tienen que limpiar mis partes privadas. Uff! Al principio me daba vergüenza, pero ya lo veo como el acto de amor más hermoso. Mi familia son mis tres hijas, sus maridos cariñosos, mis nueve nietos, cinco biznietos y mi inseparable esposa. También me tienen enfermeras para vigilar mi condición de salud. Todos a su manera se preocupan por mí, me bañan, me acarician, me alimentan como un bebito con todo, incluso con pañal y babero.  Me fascinan sus mimos, en especial cuando mi nieta deja que le toque las manitas y pies a su bebé.

Hay dos recuerdos imborrables en mi memoria, los paseos a la playa con mis hijas y mi boda. Nunca pensé cuando me casé que iba a ser tan feliz al lado de esta maestra de inglés por más de cincuenta años. Su cinturita e inteligencia fueron un hechizo. Siempre fui un hombre saludable, trabajador y guapo, no les quepa la menor duda. Nunca me cansaba. El sudor y los callos en mis manos eran mi sello de garantía en todos mis trabajos. Pero el orgullo y las fuerzas se evaporan entre cada gota que perspira mi cuerpo indomable.

Otro recuerdo que será permanente fue este último día de los padres cuando mi hija menor me trajo el mejor regalo que recibo en años, un sombrero fabuloso. Siempre me gustaron las gorras y los sombreros, pues me dan un aire de galán irresistible.

Mi yerno tuvo la tarea de darme la cena en la tarde. Es todo un espectáculo, halarme hasta la orilla superior de la almohada, ajustar la cama de posiciones, ponerme el babero, y conversar para que coma sin resistencia y sin ahogarme. Pensé que no era lo suficientemente bueno para la nena. Quizás esto es un mal de todo padre, no hay nadie perfecto para sus hijas. Pero pasó la prueba. Ahora lo quiero más. Él me hace sonreír con sus ocurrencias. Y me fascina que me haga sentir hombre todavía al bromear con los cuentos eróticos sobre mis futuras novias.

Hoy le hablé con mis ojos. Lo perseguí con la mirada directamente y a través del espejo de la puerta del clóset. Él se percató de mis intenciones y tuvo que poner atención a mi insistencia. Le advertí que aunque estoy llegando al umbral de la muerte no va a ser hoy. Lo miré como nunca, le di las gracias con mi sonrisa por compartir con este viejo un poco del amor que tiene con mi hija. También le encargué que diera este mensaje a mi familia querida: El ángel que siempre ha estado con ustedes  jamás se irá de su lado. He sido el hombre más dichoso sobre la tierra. Mi esposa, mis hijas, mis nietos y todo el resto de mi familia son un tesoro incalculable que pocos hombres han logrado disfrutar en vida. Yo he sido muy feliz dentro de mi enfermedad. Y ya estoy listo para alzar el vuelo cuando Dios quiera abrir las nubes para dejarme entrar en sus dominios. Pues tengo lo que me faltaba, un sombrero que me servirá de aureola y pasaporte cuando entre al reino de los cielos a esperarlos en la eternidad.  No se desesperen, pronto nos reencontraremos…

Advertisements

About edwincolonpagan

Autor del libro "Mi Peor Enemigo Soy Yo". Pintor, cuentista, planificador profesional, profesor universitario y motivador. 101% Puertorriqueño.
This entry was posted in Reflexiones. Bookmark the permalink.

4 Responses to MI PASAPORTE AL CIELO…

  1. Tu cuñada favorita :) says:

    Que bonito!

  2. Me alegra que te guste. Besos y abrazos desde la Isla del Encanto.

  3. Sherry says:

    Amigo, que mucho me conmovió esta historia. Me trajo a la mente a mi papá que aunque no fué el mejor padre solo espero que dentro de su viaje mental, gracias al Alzheimer, todavía le quede un ínfimo recuerdo del amor que le tengo y aún mantengo una esperanza de que algún así lo hubiera reconocido y lo haya valorado. Ya más nunca sabré si fue así. El tiempo no me quizo ayudar en esto.

  4. Amiga, esta enfermedad es terrible. Lo menos que puedo hacer para ayudar a Rosana es estar con ella y ayudarla en lo más que pueda. Gracias por leer mis cuentos y artículos, son una manera para dar un poco de mi a los demás. Abrazos…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s