Cuento: LA TORMENTA DESPLUMÓ LA GALLINA DEL PUEBLO

Se acaba de ir la energía eléctrica en todo el pueblo.  El calor ya se siente en mis codos y rodillas. Las tormenteras no permiten que las ráfagas refresquen mis entrepiernas.  El perro del vecino da sus ladridos de bienvenida a la oscuridad. La lluvia se revienta con fuerza  en la puerta principal y las ventanas del balcón. Es un concierto feroz de la naturaleza.

—¡Lalo tienes alguna linterna para tu vecina favorita, me muero de miedo! —gritaba Teresa frente a mi casa en la penumbra.

Desde la habitación del segundo piso ilumino su cuerpo, pero no logro distinguir bien por el aguacero y los vientos.

—No te muevas, voy y te llevo una.

Llego frente a ella en plena tormenta y alumbro su rostro. Me temo que los ojos no muestran desasosiego, sino obscenidad. Dirijo el foco caliente de la linterna a su cuerpo.

—¿Teresa qué rayos haces desnuda en medio de la tormenta?

—Amigo, esperando que la furia  de tu tempestad desplume esta lujuria.

Advertisements

About edwincolonpagan

Autor del libro "Mi Peor Enemigo Soy Yo". Pintor, cuentista, planificador profesional, profesor universitario y motivador. 101% Puertorriqueño.
This entry was posted in Cuentos. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s