Cuento: El NIÑO BOLSA

Dentro de dos meses inicio estudios en la universidad del estado. Necesito dinero para comprarme ropa. Mi hermano me consiguió trabajo de bagger en el supermercado del cual es sub-gerente. La paga por hora es la mínima por ley, pero las propinas compensan el trabajo agotador. Es increíble que se me contrate para empacar las compras de los clientes y llevarlas a sus vehículos cuando  la responsabilidad es otra.

Si no estoy empacando, me envían al almacén a otros quehaceres. Si se derrama alguna bebida o comida debo pasar el mapo. Cuando llego por las mañanas barro con la escoba todo el local, paso manguera en los alrededores de la estructura, hago letreros, pinto líneas amarillas en el estacionamiento, limpio baños, lavo y lustro góndolas y los cristales de las puertas y vitrinas. Además una vez en semana debo pasar la pulidora de pisos en todo el establecimiento.

Mi hermano mayor nunca me explicó la definición de bagger. Entendí que un niño bolsa es un joven que empaca en fundas de papel o plástico las compras de las decenas de clientes que visitan el colmado en la jornada laboral. Al finalizar los dos meses descubrí que era el niño explotado en una empresa netamente puertorriqueña y supervisado por su propio hermano, un abusador y anti obrero de primera.

Advertisements

About edwincolonpagan

Autor del libro "Mi Peor Enemigo Soy Yo". Pintor, cuentista, planificador profesional, profesor universitario y motivador. 101% Puertorriqueño.
This entry was posted in Cuentos. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s