Microcuento: MARTA, LA PERRITA QUERENDONA

a-perroLo fatigó hasta la muerte. Llegamos tarde a la persecución, el corazón aún latía cuando lo tomé entre mis brazos. El funeral fue deprimente, estaba desfigurado. Todos lloramos la partida de Charlie, excepto Marta. No pensamos que fuera tan celosa como para matarlo. Su estadía en el hogar no pasó de ocho meses. Le fallamos en protegerlo de ella. Nos confiamos demasiado. Aún puedo recordar su quijada colgando entre mis manos ensangrentadas.

Extrañaremos al cariñoso gatito Charlie, en especial, nuestro pequeño hijo. Nunca nos dimos cuenta que las heridas frecuentes del felino eran evidencia del bullying de nuestra querendona.

Advertisements

About edwincolonpagan

Autor del libro "Mi Peor Enemigo Soy Yo". Pintor, cuentista, planificador profesional, profesor universitario y motivador. 101% Puertorriqueño.
This entry was posted in Microcuentos and tagged . Bookmark the permalink.

2 Responses to Microcuento: MARTA, LA PERRITA QUERENDONA

  1. ¡Pobre gatito! Casi lo estoy viendo con las dentelladas. ¡Maldito can!
    Tengo dos gatos. Una gatita y un gato. La gatita es así de frágil, a pesar de que es adulta. Se me ha puesto leyendo la carne de gallina.
    ¡Muy buen micro!

    • Victoria, también tengo dos gatitos, la parejita y aunque me gustan los perros, prefiero los felinos no son tan dulzones como los gatos. Pero, sabía que al narrar esta historia a los papás adoptivos de gatos el micro les produciría estrés. Un abrazo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s