Microcuento: CONFESIÓN DE TARZÁN

chitaDespués que Tarzán se enamoró de Jane en la ciudad, regresó cabizbajo a la selva. Chita, su amigo el león y todos en el reino animal lo recibieron con jarana, la garúa lo abrazó en la noche con un concierto de sonidos y luciérnagas. En pleno festejo Chita se acercó amorosamente.

—¿Qué pasó con Jane, se veía tan sólida la relación?

—Las apariencias nos confunden, amiga. El amor tiene limitaciones.  Algunas veces salir de la arena movediza resulta ser más sencillo que mantenerse a flote en el medio de las aguas provocadoras de un mar ajeno.

Advertisements

About edwincolonpagan

Autor del libro "Mi Peor Enemigo Soy Yo". Pintor, cuentista, planificador profesional, profesor universitario y motivador. 101% Puertorriqueño.
This entry was posted in Microcuentos. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s