Microcuento: QUERIDO, NO PUEDO MIRARTE A LOS OJOS

vinoSin el propósito furtivo de juzgarme, pregunto: ¿Por qué algunas veces cuando bebo vino, y se me sube a la cabeza, este estado de embriaguez no me ayuda para desenmascarar mis falsedades? ¿Y por qué no puedo liberarme con estas uvas ebrias, y me vuelvo a esconder en  el viejo cascarón que me aprisiona? El vino es una maravillosa excusa para liberar tensiones pero estas copas no son suficientes para borrar de mi lista de errores, mi infidelidad…

Imagen: pintura de Nicoletta Tomas Caravia

Advertisements

About edwincolonpagan

Autor del libro "Mi Peor Enemigo Soy Yo". Pintor, cuentista, planificador profesional, profesor universitario y motivador. 101% Puertorriqueño.
This entry was posted in Microcuentos. Bookmark the permalink.

5 Responses to Microcuento: QUERIDO, NO PUEDO MIRARTE A LOS OJOS

  1. Reblogged this on Salto al reverso and commented:

    Para mis amigos escritores y artistas de Saltoalreverso este cuentecillo sobre el efecto del vino…

  2. Oh el vino el vino, maravilloso relajante!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s