Microcuento: JESSE JAMES

Jesse_james_portrait

Jesse James 1847-1882

Primero, se miraban el uno al otro a los ojos con extrema asertividad. Luego se penetraban el alma y luego los cuerpos. Pero él siempre salía triunfador y el contrincante desplomado en el suelo. Este forajido estadounidense parecía invencible en el Viejo Oeste, nunca perdió un duelo a muerte. Hasta que conoció el sabor de la traición.

Jesse fue asesinado de un tiro por la espalda a manos de un miembro de su banda. El traidor había pactado con el gobernador el cobro de la recompensa a cambio de entregar o matar al conocido forajido.

La traición no importa el propósito, implica cobardía, un acto inescrupuloso, aun soñado, es repugnante. ¿Se puede confiar en un traidor?

 

Advertisements

About edwincolonpagan

Autor del libro "Mi Peor Enemigo Soy Yo". Pintor, cuentista, planificador profesional, profesor universitario y motivador. 101% Puertorriqueño.
This entry was posted in Cuentos. Bookmark the permalink.

13 Responses to Microcuento: JESSE JAMES

  1. Félix says:

    Es evidente que para la mayoria de las personas todo tiene un precio, pero la importancia radica de a que se le pone precio. La traición no deja de ser un acto de interes por parte del que traiciona, ya sea por dinero, envidia, o liderazgo. Ese es el verdadero sentido y lo que identifica a los seres que traicionan. Con razón o sin ella es venderse al mejor postor y quien es capaz de venderse, es capaz de hacerlo consigo mismo. ¿Que puedes esperar de alguien que hace las cosas por conseguir y engordar su ego?… En la vida de todos, en el dia a dia cotidianos estamos rodeados de personas que desean de algun modo ocupar nuestro lugar, ganar y enriquecerse mas que los demas, pensando que eso les hace sentirse plenos. La vida al final termina juzgando todas y cada una de las cosas que hacemos y ocuparemos siempre el lugar que merecemos. Un abrazo amigo y gracias por la oportunidad que ofreces en cada una de tus entradas para reflexionar.

  2. Qué cosas, la historia no podría explicarse sin ellos. Bueno, ni las religiones -Judas-

  3. nuriamuro says:

    Roma no paga a traidores…

    Saludos 🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s