¿Quién gobierna nuestras emociones y sentimientos, el cerebro o el corazón?

¿Quién gobierna nuestras emociones y sentimientos, el cerebro o el corazón?

El afirmar que es el corazón el que decide y controla nuestra inteligencia emocional y sentimientos y no el cerebro es una falacia. El cerebro dónde no solo radica nuestra habilidad, destreza, control y dominio de todo, ha sido relegado y medido por el razonamiento lógico y matemático por el hombre común y por los seudo románticos. Alegando una realidad al corazón que ningún músculo puede poseer o generar.

El corazón recibe y bombea sangre a todos los órganos del cuerpo para mantener su funcionamiento saludable y eficiente. Pero ojo, es el cerebro el que ordena, controla y dirige todo en nuestro organismo, incluyendo las funciones y actividades de nuestro corazón.

El cerebro entre otras:
1. procesa imágenes a gran velocidad, en fracciones de segundos.
2. siempre está funcionando y aprendiendo para así generar fuentes de energía y movimiento. Es un error decir que solamente utilizamos el 10% de nuestro cerebro, como si el 90% restante estuviese apagado. Pamplinas, hasta cuando descansamos, meditamos o dormimos el cerebro está funcionando a capacidad.
3. influye en todas las decisiones, en especial, en dar amor y reconocimiento a otros como la imposición de castigos.
4. es una base química del cerebro donde se generan nuestras emociones y sentimientos.
5. procesa y define el miedo, así como el establecimiento de las prioridades.
6. los recuerdos y la memoria que son la base principal de nuestra vida están en el cerebro no en el corazón.
7. las palabras y el leguaje se sintonizan en el cerebro.
8. la oxitocina es una hormona que se le responsabiliza de nuestras emociones y sentimientos se genera en el cerebro. Así, el pensamiento positivo, la amistad, el amor, el odio y los placeres y tristezas nacen en el celebro.
9. es el único organismo del cuerpo que carece de nociceptores o receptores del dolor.
10. Tiene dos hemisferios o zonas, izquierdo y derecho, el izquierdo relacionado con el razonamiento lógico y matemático y el derecho con la creatividad y la imaginación.

Entonces, para todo hay que usar el cerebro, o sea la razón. De modo, que a esta vida que es breve, en promedio de 76 años aproximadamente, aunque para los yoga sobrepasa los 100 años la domina el proceso de razonamiento. La vida a pesar de ser breve es compleja. No hay dos seres humanos iguales, ni los gemelos idénticos que son semejantes solamente en sus rasgos físicos. Y muy posible, si los examinamos, bien no son idénticos para nada.

En el reto de ser feliz, nos topamos con decenas y decenas de personas en nuestra vida. Todos son únicos, por más que deseamos pensar que son casi igual que nosotros al pensar o sentir igual. De la misma forma, aunque podemos controlar nuestro cuerpo físico y gran parte de nuestras emociones y sentimientos, jamás podemos controlar ni dominar a otra persona. La naturaleza de nuestro ser no da márgenes para eso.
Por otro lado, necesitamos que las personas que nos acompañan nos hagan sentir bien, nos ayuden a crecer profesional y personalmente. Debemos confiar en ellos en la medida de lo posible. Esto es, no incluye el compartir nuestros secretos, miedos, intimidades, en especial, si sabemos que tarde o temprano somos dueños de lo que callamos y esclavos de lo que decimos. Sea en la intimidad del hogar, trabajo o templo religioso. Creo que todos ya entendimos que el Facebook como otras herramientas de redes sociales son peligrosas. No hay que sacarlas de contexto para hacer daño o que nos hagan daño, cada ser humano por ser único, interpreta de modo peculiar cada imagen o pensamiento.

De la misma manera, cuando compartimos de forma confidencial algo con nuestros familiares o amigos íntimos o parejas, hemos perdido el control o dominio de esa información. Es un Facebook en miniatura. No tienes la puta idea de qué, cómo, cuándo y dónde compartirá dicha información. Y lo más peligroso, de que, en este intercambio, interpreta, edita o modifica tu versión. Puedes controlar conscientemente la información o datos que deseas compartir. Pero una vez compartida, ya no es tuya, no pueden controlar las consecuencias de esa decisión. Es un ser humano igual que tú, sin el don o la capacidad de mantener la boca realmente cerrada cuando se trata de opiniones, eventos o intimidades de terceros que han confiado en nosotros para relajarse o buscar apoyo.

Así, que la vida luego de estar a punto de llegar a mis 63 años, aprendí que la discreción es la clave del éxito en cualquier situación. De la misma manera que no debemos compartir cierta información sensitiva de nuestros problemas con otros, mucho menos, compartir los secretos e intimidades de las personas que se abrieron a nosotros para buscar apoyo.

No le eches la culpa al corazón, el no piensa, el solo recibe y bombea sangre. Es el cerebro, tu arma invencible que decide contigo hasta dónde llegas con los demás y viceversa. Es él, el que delinea y define el curso de acción de todos tus deseeos y fantasías.

 

About edwincolonpagan

Autor del libro "Mi Peor Enemigo Soy Yo". Pintor, cuentista, planificador profesional, profesor universitario y motivador. 101% Puertorriqueño.
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s